NOTA DE PRENSA

   
 


 

LOS TÉCNICOS TRIBUTARIOS PIDEN CRITERIOS CLAROS Y AMPLIACIÓN DEL PLAZO PARA DAR LOS DATOS BANCARIOS DEL EXTRANJERO

  • Las nuevas obligaciones de información suponen un auténtico trastorno para los contribuyentes que tienen bienes y derechos en el extranjero.
     
  • Falta de homogeneidad entre la información requerida por la Agencia Tributaria y la información facilitada por la banca y los fondos de gestión extranjeros.
     

Barcelona, 24 de abril de 2013.- Las nuevas obligaciones de información suponen un auténtico trastorno para los contribuyentes que tienen bienes y derechos en el extranjero.

Las nuevas obligaciones de información introducidas por la Ley 7/2012 y desarrolladas por el Real Decreto 1558/2012 están suponiendo un auténtico trastorno para los contribuyentes, residentes en España, y que posean bienes y derechos en el extranjero.

Estos últimos tienen que presentar, antes del 30 de abril de 2013, el modelo 720 ante la Agencia Tributaria con información sobre determinados productos de la que, en muchas ocasiones, ni siquiera los propios gestores disponen, como es el caso de la dirección postal de las entidades depositarias de fondos.

Además, esta gravosa obligación de información, en combinación con su desproporcionado régimen sancionador, puede suponer un obstáculo insalvable a la libre circulación de capitales en el ámbito de la Unión Europea. En definitiva, se produce una evidente discriminación de los titulares de bienes en el extranjero frente a aquellos otros que tienen su patrimonio depositado en entidades españolas, ya sea en cuentas bancarias o productos financieros de inversión.

Esta discriminación se produce por la necesidad de cumplimentar un confuso modelo, hasta el punto de que la propia Agencia Tributaria, una vez comenzado el periodo de presentación, ha debido de resolver varias cuestiones en su página de preguntas frecuentes (Programa INFORMA).

Lo mismo ha hecho la Dirección General de Tributos a través de la resolución de consultas vinculantes y con un contenido que, incluso, choca frontalmente con la norma que pretenden interpretar. Tal es el caso de la contestación a consulta V1058-13, la cual dispensa de la obligación de declarar valores enajenados durante el año 2012, al contrario de lo que establece el art. 42.1 del Real Decreto 1065/2007.

Otro de los problemas con los que estos contribuyentes se están encontrando es la dificultad de obtener de las entidades bancarias y gestoras de los fondos en el extranjero la información requerida por la Agencia Tributaria y, todo ello, por la falta de homogeneidad del formato en que se suministra. Incluso deben afrontar comisiones por el suministro de tal información por parte de aquellas entidades.

Por todo ello y desde la FETTAF se solicita, de un lado, unos criterios claros a aplicar. De otro, una ampliación del plazo, haciéndolo coincidir con el de la finalización de la campaña del IRPF.


PARA MÁS INFORMACIÓN Y CONCERTACIÓN DE ENTREVISTAS: Clipmèdia Comunicació. Servicio de prensa de la FETTAF. Tel. 93 582 01 75 (/ 667 550 590 (Ramon Balasch, Mònica Genestar) premsa@clipmedia.net